Cuando intentas lanzar una web y que esta tenga éxito en la Red, el posicionamiento en los buscadores resulta un factor totalmente crítico en el proceso, y muchas veces no darse cuenta de estos detalles marca la diferencia, al igual que no dedicar tiempo a otras tareas como lograr una buena optimización web.

En su día hablamos de que tu web debería estar optimizada con un buen sistema de caché, imágenes que carguen rápidamente y tener actualizado tu CMS permanentemente. Sin embargo, hay más tareas menos conocidas pero que también suman a la hora de estar en las primeras posiciones en lugares como Google o Bing.

Hoy vamos a hablar de la herramienta que se encarga de que todas las páginas de tu página sean reconocidas por los rastreadores de los motores de búsqueda y salgan indexadas en ellos. Nos estamos refiriendo a los sitemaps.

¿Qué son los sitemaps?

Son archivos donde se incluye toda la información posible y que sea relevante sobre el contenido de una web, como páginas, vídeos y otros archivos, diciendo también qué tipo de relaciones hay entre ellos (por ejemplo si un vídeo está dentro de una página).

Pueden crearse en formato XML (sitemap.xml), o si se necesita comprimir por problemas de espacio puede crearse en formato GZIP (sitemap.xml.gz). Este último caso se da en aquellos archivos que alcanzan un máximo de 50.000 URLs y 50MB de peso, pero si aún comprimiendo se superan estos límites, el sitemap se puede dividir en trozos más pequeños y subirlos por separado.

Por norma general los rastreadores web detectan sin mucha complicación la mayoría de páginas web activas en Internet, sobre todo si la construyes con cierto orden y los enlaces son fácilmente reconocibles.

¿Por qué necesitas crear un sitemap para tu web?

Normalmente se asocia un sitemap a una web con un tamaño considerable, que ya tiene recorrido en Internet y, por tanto, debe tener clasificadas numerosos enlaces. En estos casos, es probable que los motores de búsqueda no consigan detectar todos los enlaces y requieran una ayuda extra para poder tener todo bajo control. A mayores, existen más razones por las que debes considerar implementar un sitemap en la web de tu negocio:

  • Tener páginas de contenido que están aisladas del resto de la web o que no están bien enlazadas, para lo cual si las metes en un sitemap tendrás más opciones de que se rastreen.
  • No consigues generar tráfico desde otras páginas por tener pocos enlaces, o estos no se reconocen, por lo cual interesaría reforzar la indexación de esos enlaces metiéndolos en el sitemap, incluso cambiándoles su jerarquía dentro de la web.
  • Haber subido vídeos o imágenes que generen contenido adicional a la web y que resulte útil incluir las URL generadas de esos archivos en el sitemap.

Otro aspecto importante sobre si tener o no un sitemap afecta a los casos en que exista una web con más de un idioma. Si es tu caso, recuerda que debes crear un archivo para cada lengua

¿En qué carpeta se debe subir el sitemap?

La ubicación más adecuada y, de hecho, recomendada para subir el archivo sitemap en tu hosting es el directorio raíz de la página web, aunque no es tan raro ver archivos de este tipo en otros subdirectorios.

Conclusión

Con un sitemap ayudarás a que el SEO de tu página web mejore exponencialmente, ya que le dirás a los motores de búsqueda cómo organizas tu web y podrás escalar posiciones en las SERP si has hecho previamente el resto del trabajo a la hora de crear contenido de calidad que sea relevante para tus visitantes y tener una página web optimizada en rendimiento.

Crear un sitemap es una tarea relativamente sencilla, pero fundamental para que tu web no se pierda por el camino. Si aún con todo no tienes muy claro cómo hacerlo o si lo que has creado es correcto, en Cuernosoft te ofrecemos también la opción de crearlo desde nuestros productos de hosting, como puedes ver en nuestra sección de Ayuda.

Author

Cuernosoft

¿Necesitas ayuda? Habla con nosotros