A simple vista puede sonar un poco violento, pero lo cierto es que el marketing de guerrilla no trata en absoluto de crear una “guerra” contra tu competencia, sino de diferenciarte de ella utilizando el ingenio y creatividad.

Como sabes, hoy en día es muy difícil hacerte un hueco en mercados con mucha competencia, por lo que hacer una gran inversión en medios convencionales puede no ser suficiente. Además, tu público objetivo estará saturado de ver siempre el mismo tipo de publicidad en los mismos canales, de ahí la necesidad de diferenciarse. Y en este caso no hablamos de la diferenciación del producto, sino en la publicidad.

¿Qué es el marketing de guerrilla?

Definimos marketing de guerrilla como una estrategia de marketing que salen de lo convencional y no requieren una gran inversión de dinero para llevarse a cabo. A cambio, sí requiere un nivel de ingenio y creatividad únicos para sorprender y llamar la atención del público objetivo.

El término marketing de guerrilla fue acuñado en el año 1985 por Jay Conrad Levinson en su libro Guerrilla Marketing: Secret for Making Big Profits from Your Small Business.

Uno de los principales objetivos del marketing de guerrilla es sorprender al consumidor y hacer que el mensaje llegue al público adecuado. Y esto solo se consigue con mucha, mucha imaginación.

En las guerras, el éxito de las tácticas de guerrilla dependían en gran medida del efecto sorpresa. El éxito de tus estrategias de publicidad en el marketing de guerrilla también.

No todas las empresas lo consiguen, pero sí que son muchas las que logran destacar con técnicas nuevas y que la competencia no está utilizando en ese momento. Ya te lo dije antes, no se trata de hacer una gran inversión de dinero, sino de darle muchas vueltas a la cabeza.

De hecho, muchas pequeñas empresas optan por este tipo de marketing. Realmente saben que no pueden competir con los gigantes de su sector, así que logran destacar a nivel local o regional con técnicas que sean capaces de sorprender a sus potenciales clientes.

Técnicas de marketing de guerrilla

Con el marketing de guerrilla queremos sorprender a nuestro público objetivo, diferenciarnos de la competencia y hacer que nos recuerden. Además, si conseguimos difusión, por ejemplo, convertir una campaña viral en redes sociales y aún por encima con bajo presupuesto, ¡mejor que mejor!

Estas son algunas de las técnicas del marketing de guerrilla que más utilizan las empresas cuando quieren romper los esquemas de sus potenciales clientes:

  • Ambient media o marketing ambiental: consiste básicamente en utilizar un ambiente cotidiano en el que el público objetivo está cada día y en el que hay una gran afluencia de gente. Por ejemplo, una parada de autobús o una estación de metro.
  • Ambush marketing o marketing encubierto: en esta técnica la empresa se aprovecha de eventos con una gran afluencia de público para dejar su mensaje de manera indirecta, pero haciéndose notar. No se trata de pagar un patrocinio, sino de que la gente te vea sin tener que realizar tal inversión.
  • Flash mobs: esta técnica no necesita traducción y seguro que sabes de lo que te hablo, ¿verdad? Aquí las marcas irrumpen un espacio de forma espontánea y sí, consiguen llamar la atención de su público.
  • Marketing viral: podemos hablar de acciones, normalmente en formato vídeo, que se intentan difundir por los máximos canales posibles haciéndolos virales. ¿Nunca te ha llegado un mensaje de WhatsApp a tu móvil con algún vídeo de una marca? Entonces eso significa que lo han hecho bien.

Ejemplos de marketing de guerrilla

El concepto puede estar claro, pero seguro que con un par de ejemplos ya no va a quedar ningún resquicio de dudas acerca de lo qué es el marketing de guerrilla. Aquí te dejo algunos ejemplos de empresas que supieron hacerlo muy bien.

Netflix

Realmente más que una apuesta arriesgada, pero que se hizo viral en cuestión de minutos. La compañía no tuvo ni que pensar el tuit, simplemente eligió uno que dejó uno de sus haters en Twitter y lo colocó en la plaza de Colón, en Madrid. Polémico sin duda, pero ¿quién no estuvo hablando de Netflix durante toda esa semana?

Starbucks

No es la primera acción de marketing de guerrilla que hacen, pero el éxito que cosecharon en redes sociales fue imparable. La marca por excelencia de café para llevar lanzó la campaña #UnicornFrapuccino y logró convertirse en trending topic a nivel mundial. De hecho, tiene su propia entrada en la Wikipedia.

Starbucks aprovechó el tirón que tenía el mundo de los unicornios en Internet hace dos años y lanzó una bebida en su honor. Un batido helado de vainilla y chocolate blanco con toques ácidos de fruta y dos variedades de polvo azucarado que en Starbucks le llaman “polvo de hadas” que hacían que la bebida cambiase de color y sabor al removerla.

Esto generó tales expectativas que en muchas tiendas se agotó al muy poco tiempo de lanzarse al mercado. También podemos decir que también es un claro ejemplo de marketing experiencial, de hecho, casi todas sus campañas lo son y logran hacer sentir especial al consumidor.

Conclusión

El marketing de guerrilla busca sorprender al público objetivo, con técnicas ingeniosas, siendo creativo y, muchas veces, sin realizar una gran inversión. Sabemos que no siempre se consigue, pero poniéndole ganas y mucha imaginación seguro que algo podrás hacer en tu negocio para que tus clientes se decidan por ti.

Author

Cuernosoft

¿Necesitas ayuda? Habla con nosotros